Inicio » Desarrollo personal » Víctimas de la cultura
Desarrollo personal

Víctimas de la cultura

¿Entorno o genética?

La mayoría cree que el ser humano es codicioso, y que por eso básicamente hay problemas. Eso no es del todo cierto. El chico que trabaja en el banco, el asesino en serie, el mafioso o el sacerdote, todos ellos están formados e influenciados por el entorno. Es el entorno dónde nos hemos criado lo que provoca nuestro comportamiento.  Somos simples víctimas de la cultura, cada uno de nosotros. Creemos que hay gente buena y gente mala, gente creativa y otras que no lo son. Todo eso es mentira.

Lo que ocurre es que aquello que nos enseñan, nos lo enseñan para encajar en “nuestra cultura”. Cada vez nos cuesta más pensar por nosotros mismos. Nos limitamos a pensar en el contexto en el que fuimos criados.

Ejemplo de víctimas de la cultura

Antiguamente en el Imperio Romano, se solía arrojar a los Cristianos a los leones. La familia acudía regularmente los fines de semana para ver como arrojaban a personas a los leones.  ¿Y sabéis que decían los niños?

“Papá, ¿podemos volver la semana que viene ?”

 ¿Estaban esos niños enfermos?

No. Son normales a su entorno, son víctimas de la cultura.

Importancia de la educación

La gente no nace buena o gente mala, corrupta o deshonesta, holgazán o trabajador; todo eso es un invento. La clave está en la educación.  Y siento decirlo, pero las escuelas hoy en día no enseñan demasiado, están preocupadas de hacerte encajar en el sistema, no te incitan a que pienses o razones por ti mismo. Hemos creado un sistema en el que la mayoría de los pueblos son corruptos.

víctimas de la cultura

Entonces siempre viene alguien que me dice: “Sé de dos personas criadas en un mismo entorno. Una es sacerdote y la otra persona es un mafioso. Si dices que el entorno es la clave, ¿cómo es esto posible?

Siempre contesto que se trata de una manipulaciónde las variables. Cuando pasas mucho tiempo con tu hijo pequeño de 4 años mientras que  a tu hijo mayor no le das el mismo trato, surge la envidia. Cambia el entorno.

¿Y vosotros qué pensáis? 🙂 La conferencia de Jacque Fresco, trata sobre muchos más temas aparte de la cultura y el entorno. Dejo aquí el enlace por si os pudiera interesar:

 

12 Comentarios
Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      • Precisamente es lo que pensé. Se que soy fruto de mi cultura y mi educación y creo que, a pesar de que quizá adquirí hábitos o ideas que pueden estar equivocadas, en general, me siento orgullosa y no una víctima. Además, ya sabes, a pesar de como nos hayan educado, siempre podemos cambiar.

          • Que me vas a contar, lucho a diario con algunos hábitos que no hay manera. Precisamente ahora estoy escuchando hablar de cambio de hábitos en Radio Caracol en Bogotá. Un coach (por cierto español) está hablando de la dificultad de cambio de hábitos.

  • Me ha gustado. Es como lo que nos está pasando con los toros. Ahora se empieza a ver como una barbarie, pero hasta hace bien poco era un signo de status económico y cultural. Todas las capitales de España tenían su plaza y las principales autoridades del país, empezando por el Rey, asistían a las corridas de toros. Hoy hay grupos que consideran a los taurinos casi como depravados.

  • Me parece un buen ejemplo de relativismo moral. ¿Cómo no va a haber gente buena y gente mala? Los informativos y los periódicos están llenos de pruebas de que hay gente mala, perversa. ¿Cómo va a ser eso producto del entorno cultural? ¿Y cómo va a poder evitarse todo eso mediante la educación? A nadie hace falta enseñarle que pegar a otro está mal, que maltratar a la esposa o a los hijos está mal, que no se debe hacer daño a otro. A nadie nos lo han enseñado en la escuela y sin embargo sabemos claramente que son maldades. Los niños que iban al circo romano también sabían que matar a los esclavos era una maldad; otra cosa es que, en su mundo, aquel fuera un mal aceptado y aceptable.

    • Desde luego es un tema complicado, pero dudo mucho que existan verdades absolutas. El autor no pretende decir que todo se pueda cambiar con la educación pero desde luego mucha clase de comportamientos no son exclusivamente genéticos, son causados por el entorno en el que uno crece y por lo tanto corregibles mediante la educación.

      PD: desde mi punto de vista educación no es sólo la escuela.

      • Por supuesto, estoy de acuerdo en que la educación no es sólo -ni principalmente- la escuela. Pero, aun así, no hace falta que los padres le digan al niño que determinados comportamientos están mal; yo pienso que uno lo sabe desde que nace y es consciente de ello desde que tiene uso de razón. Y está comprobado que muchos comportamientos no se pueden cambiar por mucha educación, información y aleccionamiento que se haga. Saludos.