Inicio » Reflexiones » Motivaciones » Vale la pena intentarlo
Motivaciones

Vale la pena intentarlo

Sólo por ese instante vale la pena intentarlo.
Mágico e indescriptible. Simplemente brutal.

Ese instante previo a lograrlo, cuando sabes que es tuyo, que te pertenece y que nada ni nadie te lo podrá arrebatar.
Sabrás a lo que me refiero si te hablo de esa sensación que recorre tu cuerpo cuando ves la linea de meta y te das cuenta que ya no hay llagas, ampollas ni dolores musculares que te puedan detener.

Tras 3,8 kilómetros nadando, 180 kilómetros pedaleando y 42,2 kilómetros corriendo, sientes el final de tu objetivo y lo acaricias con las manos. 

Te decidiste a intentarlo y aún a riesgo de poder sonar arrogante sabes que te lo mereces.
Vale la pena intentarlo
Kazbegi (Georgia)
Atrás quedan los madrugones, los quebraderos de cabeza para cuadrar los entrenamientos y las restricciones en la dieta.

Atrás quedan las dudas, los miedos de no cumplir con las expectativas y el temor a abandonar.

Atrás quedan los que te decían que no lo intentaras, los que insinuaban que no era para ti y  los que sugerían que no estabas preparado. Aunque parezca extraño no les guardas rencor, ¿cómo ibas a hacerlo si fueron parte de tu motivación?. En el fondo también entiendes sus dudas porque por momentos hasta tu mismo llegaste a dudar de ti.
Dejas a tus espaldas muchas batallas, pero ahora llega el momento de disfrutar porque tu anhelado objetivo lo tienes delante de tus ojos.  Y si la felicidad existe, debe ser algo parecido a esa sensación que experimentas durante los últimos cien metros de carrera, esa sensación que inunda por completo tu cuerpo y que se desborda derramando lágrimas de felicidad. 
Entonces te das cuenta que sólo por ese instante mereció la pena intentarlo. No encontrarás otra sensación igual.

No hay medallas, ni premios, ni felicitaciones que logren asemejarse a esa sensación que se siente el instante previo a lograr tu objetivo. 
Vale la pena intentarlo.

“El viaje aporta la felicidad, no el destino” El guerrero pacífico

Comentar
Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *