Inicio » Desarrollo personal » Somos lo que decidimos ser
Desarrollo personal

Somos lo que decidimos ser

 

Somos lo que decidimos ser. Imagínate a 3 personas promedio. Pongamos que se llaman Pedro, Juan y Diego. Son personas comunes. Trabajan cinco días por semana, tienen familia, amigos y pasan sus días sin pena ni gloria.

 

Las decisiones marcan tu vida

 

   

Aquí otras frases inspiradoras:
FRASES DE AMISTAD

   

Ahora imagínate que Pedro decide empezar con el hábito de tomar una cerveza a la vuelta del trabajo. Juan sigue con su rutina normal  y Diego decide empezar a hacer ejercicio todos los días.

Al día siguiente no podremos ver diferencias en la vida de éstas personas y aparentemente todo seguirá igual. Probablemente a la semana, seguiremos sin notar ningún cambio. Sin embargo al mes ya empezaremos a notar pequeñas diferencias : Pedro (el de la cerveza) habrá subido un kilo desde que empezó con el hábito de tomar alcohol.  Juan seguirá igual que siempre. Y Diego habrá bajado un kilo desde que empezó con el hábito de hacer ejercicio.

A muchos les puede dar por pensar: ¿Por un kilo merece la pena todo el sacrificio?
Espera un momento 🙂

 

¿Qué ocurrirá al cabo de un año?

 

Pedro habrá engordado 10 kilos y se habrá vuelto sedentario. Ahora tomará 3 cervezas para lograr tener el mismo efecto que tenía cuando sólo se tomaba una. Su esposa se quejará de su sedentarismo y su falta de ánimo. Juan por su parte seguirá igual que siempre.  Y Diego que habrá bajado 10 kilos, estará más en mejor forma que nunca. El hacer ejercicio le hará tomar consciencia de su alimentación y comenzará a comer más saludablemente. Su familia al ver los resultados se inspirará en él y comenzará igualmente a cambiar su estilo de vida.

 

¿Y al cabo de tres años?

 

Tres años después  seguirán éstas tendencias.  Pedro llegará un día a su casa y se encontrará con los papeles del divorcio. Es posible que  el día anterior hubiese tenido un accidente mientras conducía borracho y su esposa se ha cansado de él.  Se encontrará en un estado depresivo y culpará a todo el mundo de sus desgracias. Andará todo el día de mal humor y sus compañeros ya ni lo aguantarán.

Además habrá subido 20 kilos de su peso inicial y sufrirá constantes malestares debido a su obesidad y a su problema con el alcohol.  Ahora se andará tomando un sixpack de cervezas al volver del trabajo.

Por otro lado Diego estará mejor que nunca y con una salud de hierro. Sus mejoras lo habrán impulsado a querer superarse en otros aspectos de su vida  y es posible que obtenga el segundo ascenso en estos 3 años. Pronto podrá decir que tiene el trabajo que siempre anheló.

 

Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un carácter. Siembra un carácter y cosecharás un destino.

 

 

Tú decides

Ya sé que puedes pensar que estos ejemplos son exagerados. Pero nada más lejos de la realidad. Esto se conoce como el efecto de bola de nieve. Los efectos de nuestras decisiones no se ven a corto plazo, sin embargo a largo plazo, una pequeña decisión te puede llevar a extremos completamente opuestos.

Puede que aún no lo sepas, pero somos lo que decidimos ser. Los pequeños hábitos que se forjaron con paciencia y esfuerzo, siempre terminaron por resultar implacables.

 

somos lo que decidimos ser

2 Comentarios
Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *