Inicio » Reflexiones » Frustraciones » Qatar, el mejor postor
Frustraciones

Qatar, el mejor postor

El deporte vendido al mejor postor. La expresión máxima del poder del dinero. ¿Dónde está el límite?

Hoy supongo que aunque no seas aficionado al balonmano,  mientras te tomes el café y leas en el periódico que la “selección” de Qatar se enfrentará mañana a la selección de Francia en la final del MUNDIAL de balonmano, el café te sabrá más amargo que de costumbre.

Amargo por lo que ello significa. Amargo porque te das cuenta que hace tiempo que el dinero lo pudrió todo y que un club hecho a base de talonario acapara las portadas internacionales representando una nación en la competición internacional por excelencia.

Esto no es una queja al pueblo Qatarí, en tal caso es una queja  a los que lo permiten, a los que miran para otro lado mientras les llenan los bolsillos de billetes; pero sobre todo es un grito de rabia e impotencia.

Rabia e impotencia al ver que el deporte como tú lo conociste, con el que te criaste, el que amaste y te enseñó tantos valores se empeña en todas sus modalidades en venderse al mejor postor y caminar con paso firme y los ojos vendados hacia su triste final.
Un precipicio con vistas a un mar de petróleo.

Comentar
Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *