Inicio » Reflexiones » Motivaciones » Intentarlo por última vez
Motivaciones

Intentarlo por última vez

Ha pasado mucho tiempo. Incontables horas de esfuerzo y dedicación. Incluso puede que por momentos te arrepientas de haberlo intentado, porque si eres honesto los resultados distan mucho de lo que en su día esperabas. Pese a intentarlo con toda tu alma al final resultó que las cosas no siempre salieron como te imaginaste.

 

Lejos de haberte comido el mundo, más bien es el mundo el que te va consumiendo poco a poco.
Ahora cansado de caminar por el desierto, decides pararte un momento a pensar y te das cuenta que ya sólo quedan dos opciones:

 

  1. Intentarlo por última vez y correr el riesgo de quedar como un iluso soñador.
  2. Abandonar y convencerte a ti mismo que aquello que perseguías no era para tí.
Intentarlo por última vez
Tbilisi (Georgia)  
Ya importa poco cómo llegaste a esta situación. Importa poco quién te falló o si lo podrias haber hecho mejor. Lo único que importa es que sucedió y has llegado al punto en el que las segundas oportunidades hace tiempo que están gastadas. Decidas lo que decidas no hay marcha atrás y lo sabes.  
 
Por un lado están tus dudas y tus miedos sugiriéndote que abandonar es la mejor opción; mientras que tu orgullo se empeña en convencerte de que intentarlo por última vez es la única alternativa.
 
Curioso. El momento de la verdad y resulta que son tus miedos, tus dudas y tu orgullo los que te aconsejan que deberías hacer. Tres impostores aparentando saber que es lo que más te conviene. 

Al mismo tiempo tu instinto aguardando pacientemente en silencio esperando a que le preguntes si intentarlo merecerá la pena o no. En cierto modo es irritante que permanezca siempre tan callado y escondido cuándo en verdad  es el único que sabe lo que de verdad te apasiona. Pero da igual lo irritante que pueda resultarte, tanto si vas a intentarlo como si vas a abandonar tendrás que aprender a escucharlo.

 
Escucharlo y decidir. 

 

Quizás después de tanto tiempo te empiece a aburrir o  a cansar lo que haces. Entonces, por mucho que duela, será el momento de dejarlo, de abandonar.

 

O quizás tu pasión siga tan viva como el primer día. Entonces será el momento de intentarlo por última vez y puede que todo tu esfuerzo se vea finalmente recompensado.
 
Nadie sabe lo que sucederá y nadie te podrá ayudar a descubrirlo, pero ten claro que ni tu orgullo, ni tus miedos, ni tus dudas serán jamás buenos consejeros. Mantente alejado de ellos siempre que puedas. Escucha a tu interior, escucha a tu instinto y si él te anima a intentarlo por última vez, entonces y sólo entonces ve hasta el final. No hay otro camino y nunca lo hubo.
“Concéntrate en el momento, siente no pienses, usa tu instinto”
La guerra de las galaxias
Comentar
Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *