Inicio » Frases de la vida » Frases tristes » Frases de tristeza que inspiran
Frases tristes

Frases de tristeza que inspiran

Hay algunas frases de tristeza que inspiran. No me lo puedes negar. Tocan a uno por dentro y le avivan la nostalgia y la melancolía. Hace ya algún tiempo compartí 50 frases de tristeza, hoy me gustaría compartir contigo algunas citas tristes que quizás a ti también te puedan llegar a inspirar.

 

Frases de tristeza que inspiran melancolía

 

  1. Vivimos en una sociedad de soledades que se juntan y se separan al libre albedrío sin llegar siquiera a conocerse. Esa es nuestra desgracia.
  2. Y así se me pasaba la vida, sufriendo el olvido, anhelando a personas y lugares que jamás encontré o nunca supe como encontrar.
  3. ¿Por qué nos cuesta tanto expresar nuestros deseos?
    ¿Por qué es tan complicado?
    Al final siempre acabamos por esconderlos en el fondo de nuestro ser, donde se quedan solitarios esperando a que un buen día llegue alguien que los descubra y los saque a relucir.
  4. Algún día tendrás que asumir que la vida tan sólo nos obsequia con contados momentos de pura felicidad.
  5. Todos lo hacemos. Todos adornamos nuestro pasado en base a los deseos y aspiraciones que un día tuvimos. 

 

frases de tristeza que inspiran melancolía
Frases que inspiran

 

Frases de tristeza que inspiran nostalgia

 

  1. Creo que nada puede entristecer más que una canción que evoque viejos recuerdos: el pasado es recordado con tanta fuerza que cuando se acaba la canción y regresas al presente, el vértigo se apodera de ti.
  2. Quizás por momentos fuiste ese alma gemela que todo el mundo anhela encontrar. Fue algo temporal. Con el tiempo ambos acabamos inmersos en la soledad más absoluta.
  3. Lo triste es que a veces es motivo suficiente de celebración el hecho de llegar al final del día, simplemente por haber tenido el valor de no derrumbarse.
  4. Me sentía descontento, vacío, insatisfecho conmigo mismo y con el mundo. Tenía mucha rabia contenida pero con el tiempo dejé de sentir. Me había vuelto indiferente y ya nada me importaba nada. Entonces me di cuenta de que ya no había solución, que esa enfermedad era incurable.
  5. Si dudaba estaba perdido y sería absurdo argumentar que nadie me lo había advertido. Lo había leído en multitud de ocasiones. Se lo había leído a escritores, poetas, a filósofos e incluso mi abuelo lo decía constantemente. Todos hablaban sobre la maldición del tiempo perdido.
    frases de tristeza que inspiran nostalgia
    Frases que inspiran

Espero que estos pequeños fragmentos te pareciesen interesantes, que de algún modo u otro te inspirasen. Y que recuerdes que no hay mayor tristeza que la de no verte sonreír. 

2 Comentarios
Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *