Inicio » Reflexiones » Motivaciones » Esclavo de sus sonrisas
Motivaciones

Esclavo de sus sonrisas

Ser esclavo de sus sonrisas y del brillo en su mirada a veces no es tan sencillo ni tan bonito como la gente se pudiera imaginar. Cuando te atreves a amar a alguien más que a tu propia vida, hay momentos en que te sientes demasiado frágil, te sientes vulnerable. 
En cierto modo empiezas a darte cuenta de que tu vida no sólo depende de ti y de tus actos, que sus éxitos son tu felicidad pero también consciente de que sus fracasos son la peor de tus amarguras.
¿Pero qué puedo hacer? No lo decidí yo, lo decidieron sus abrazos, sus miradas cómplices, su mano tendida y su simple presencia cuando a mi alrededor todo era vacío. Fueron sus palabras de aliento en la adversidad, el saber que no hay distancia que consiga separarnos.
Supongo que aunque me sienta frágil y vulnerable, en el fondo tan sólo soy un frágil y vulnerable privilegiado, porque como diría Dexter:

Hacen que parezca tan fácil conectar con otro ser humano. Es como si nadie les hubiera dicho que es lo más difícil del mundo

Me temo que no le falta razón, cuando uno es joven se piensa que lo más sencillo del mundo será conectar con otra gente, pero el paso de los años se empeña en mostrarnos la cruda realidad, se empeña en mostrarnos que tan sólo serán unos pocos los que consigan robarnos el corazón. Quizás sea por eso por lo que me siento tan privilegiado de que alguien hace tiempo me lo arrebatara.
No pretendo sonar pedante y correré el riesgo de que la arrogancia se apodere de mis palabras, pero que quieren que les diga, es mi mayor orgullo y orgulloso estoy de que la mayor de mis condenas consista en ser por el resto mis días esclavo de sus sonrisas.


Esclavo de sus sonrisas
Comentar
Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *