Inicio » Reflexiones » Frustraciones » El verdadero peligro
Frustraciones

El verdadero peligro

 

 

Aturullado, tan aturullado que no sé ni por donde empezar. Pasan los días pero por mucho que lo intento os juro que me cuesta, es como si me sintiera incapaz de encontrarle un sentido a todo esto.

Supongo que sucedió demasiado rápido. La barbarie, las caras de incredulidad, el mundo entero pendiente de lo que en París acontecía y las reacciones. Muestras de solidaridad y una bandera. La bandera de la discordia. Si no saben de lo que les hablo, échenle un vistazo a este post y a sus comentarios:
https://ericlluent.wordpress.com/2015/11/14/el-peligro-de-ponerse-la-foto-de-perfil-con-el-filtro-de-la-bandera-francesa/comment-page-6/

Todos tienen sus razones, pero no, eso no es suficiente. Aquí nadie escucha. Aquí o estas conmigo o contra mí. Y ese es el verdadero peligro. El verdadero peligro está en la pérdida de empatía, en las verdades absolutas, en el oír y no escuchar. El verdadero peligro está en echar balones fuera, en hacer demagogia, en pretender que las cosas sean de un sólo color, blanco o negro.

Cada vez más pendientes de confrontar, no de aunar. Todos, yo incluido. Pero ya no, yo ya me cansé de ese sinsentido. Señores, avísenme en la próxima estación que yo me bajo del tren.

el verdadero peligro

 

Comentar
Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *