Inicio » Reflexiones » Motivaciones » El paraiso perdido
Motivaciones

El paraiso perdido

Uno se va dando cuenta que conforme van pasando los años la vida no es como lo imaginó.

Lo bueno es que hay gente que en cierto modo lo intuye, lo acepta como parte de su existencia y encuentra su lugar.
Los envidio.
El problema viene para los que la sangre nos sigue corriendo por las venas, para los que no nos resignamos a conformarnos, para los que sabemos que pudiendo volar no nos vamos a limitar a ir andando.
En fin, para aquellos que aún, pese a todo, seguimos imaginando.

Es por ello que sufrimos el sueño del paraiso perdido, el peor y más asesino de nuestros sueños.

Comentar
Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *