Inicio » Reflexiones » Motivaciones » Comerse el mundo
Motivaciones

Comerse el mundo

Alcanzar la calma, sentir que te reeinventaste y saber que aún es posible.
Aún es posible levantarse por la mañana y tener esa sensación de que uno se va a comer el mundo.

Lo añoraba.
Quizás pasé demasiado tiempo con el único próposito de sobrevivir y esperar a tiempos mejores. Pero ha vuelto y lo hizo con más fuerza que nunca.

Han vuelto el deseo y las ganas de luchar.
Sólo pido que no se vaya, que no se esconda, que está vez, está vez no lo defraudaré.

Comentar
Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *